Finales de vida hermosos en el Espacio de Reflexión y Diálogo de noviembre

El pasado 29 de noviembre justo cuando comenzaba la ola de frío tuvimos un nuevo Espacio de Reflexión y Diálogo. La Fundación 38 Grados nos visitó desde Madrid para contarnos sus objetivos y acciones. Estuvimos nuevamente más de 40 personas intrigados y curiosos. «Toda historia de vida merece un buen final», decía la convocatoria. Y Araceli, María y Rocío nos vinieron a contar eso, finales de vida hermosos que habían sido posibles por la generosidad de muchas personas pero gracias a la iniciativa de estas mujeres madrileñas que un día decidieron dedicarse a esto, a facilitar finales especiales que ayudaran a cerrar todo un proceso vital. Fue hora y media cálida, donde el ímpetu y fuerza de estas amiga inspiró a muchos de nosotros a seguir adelante en nuestros proyectos.