Espacio de reflexión y diálogo de noviembre: toda historia merece un buen final

En el Espacio de Reflexión y Diálogo del mes de noviembre distintas personas responsables de la Fundación 38 Grados contarán en qué consiste el trabajo que realizan en la misma, un trabajo encaminado a cumplir los últimos deseos de personas que se encuentran en el final de la vida.

La razón de ser de la Fundación 38 Grados es aliviar el sufrimiento de los enfermos al final de su vida, ayudándoles a resolver sus temas pendientes para que puedan afrontar con más paz y serenidad ese difícil momento. La intención del proyecto es poner el broche final a la historia vital de cada persona, y con el objetivo de contarnos cómo lo hacen estarán en el espacio Araceli Herrero, presidenta de la Fundación; María Martínez-Mena, responsable del voluntariado y Rocío Ramos, responsable de Comunicación.